Desde el eneagrama, además de identificar tu eneatipo con sus rasgos característicos, podrás reconocer cuál es el camino de integración hacia un estado más desarrollado. Sea cual sea tu eneatipo, hay un eneatipo que está conectado con él, en el símbolo del eneagrama y que te lleva en dirección a tu integración. Si te mueves conscientemente a los aspectos positivos de ese eneatipo, podrás conectarte con tu esencia y mostrar una mejor versión de tí mismo. Esto justamente es lo que se llama ser un eneatipo integrado: estar practicando los aspectos positivos del eneatipo que te integra.

Te resumo como sería el camino de integración, dependiendo de tu eneatipo principal:

  • Si sos eneatipo 1 «el que quiere hacer lo correcto», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 7: relajarte y disfrutar.
  • Si sos eneatipo 2 «el que desea ser amado», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 4: conectarte con tus necesidades y amarte a tí mismo.
  • Si sos eneatipo 3 «el que busca ser exitoso», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 6: tener confianza y valorarte.
  • Si sos eneatipo 4 «el que quiere ser original», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 1: ser más organizado y auto-exigirte un poco más.
  • Si sos eneatipo 5 «el que teme expresar sus sentimientos», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 8: salir a la acción con fuerza y determinación.
  • Si sos eneatipo 6 «el que busca seguridad», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 9: lograr tranquilidad y confianza.
  • Si sos eneatipo 7 «el que tiene miedo de sufrir», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 5: concentrarte y bucear más profundo en tu interior.
  • Si sos eneatipo 8 «el que quiere tener el control», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 2: conectarte con tus sentimientos y ser empático.
  • Si sos eneatipo 9 «el que evita los conflictos», tu camino de integración es ir a los aspectos positivos del eneatipo 3: tener autoestima y motivarte para conseguir lo que quieres.

Desde el Eneagrama Integral existen cuatro posibles «escenarios» en lo que te puedes encontrar ubicado en tu dinámica actual del eneagrama:

1. Estar integrado:

Estar integrado significa que tus motivaciones se encuentran satisfechas y que manifiestas un alto nivel de bienestar. Seguramente te mueves con soltura y satisfacción en tus diferentes roles.

2. Estar desintegrado:

Estar desintegrado significa que tus motivaciones se encuentran frustradas y que además te encuentras padeciendo el impacto de tus miedos fundamentales. Es posible que presentes una tendencia a buscar salir de esta situación, sin tener éxito y sin saber cómo lograr alcanzar un mayor estado de satisfacción.​​

3. Estar en zona de confort pasiva:

Estar en zona de confort pasiva significa que te encuentras en un estado de ansiedad neutral. Esto significa que no estás del todo conforme con tu vida pero tampoco te sientes demasiado insatisfecho. Ésto se puede entender como que no tienes tus motivaciones satisfechas pero no estás experimentando tus miedos más profundos. Puedes estar viviendo sin un alto nivel de satisfacción pero tampoco estar experimentando un nivel de tensión significativo.

4. Estar en zona de confort activa:

Estar en zona de confort activa significa que por momentos, o bajo ciertas situaciones, experimentas un alto nivel de satisfacción. Del mismo modo, en otros momentos, presentas un alto sentimiento de frustración sin saber cuál es el origen. Es posible que te encuentres oscilando constantemente entre ambos sentimientos, sin entender cómo puedes ser más asertivo o más estable.

¿Cómo puedo reconocer esto en mí?

Para descubrir en cuál de estos cuatro estados te encuentras, es necesario responder un test y realizar lo que se llama: terapia de Eneagrama Integral. Una vez que identifiquemos esto podremos trazar un plan de desarrollo personal. Ese plan estará diseñado para que alcances un mayor nivel de satisfacción y la habilidad de descubrir cómo generarlo de forma consciente. Si te gustaría utilizar esta herramienta, haciendo la Terapia de Eneagrama Integral, pedí turno y te acompaño en el proceso.